La Feria se hace cuento

Durante el  Encuentro Internacional de Narración Oral, del 29 de abril al 1º de mayo, las voces se convierten en protagonistas y se apropian de las salas mediante los espíritus de trovadores y juglares contemporáneos: los cuentacuentos.

Diana Tarnofky, narradora

Diana Tarnofky, narradora

Desde niños el primer contacto con la ficción es a través de la oralidad: las historias de la abuela, los de terror del tío, palabras que se quedaban en la memoria y allí, durante la noche, hacían su nido. Vocales y consonantes vivas, vibrantes, que transportaban a la fantasía y al miedo, un pasaje directo hacia lo inalcanzable detrás del horizonte.

El Encuentro Internacional está dirigido al público en general, sean narradores profesionales o aficionados, escritores, docentes o bibliotecarios, y busca mantener viva la esencia de contar, la comunión entre personas y generar lazos. Además, mediante espacios de reflexión, talleres y espectáculos consolida el intercambio mientras se aprende a valorar la tradición de la palabra y a analizar cuál es su rol dentro del arte desde distintas perspectivas. Sin dudas, una experiencia para crecer, aprender y capacitarse que jerarquiza el rol del profesional.

En ese sentido, entre las visitas de todas partes del mundo, vendrán el grupo español “Dicha en la voz”, el portugués Miguel Horta, la mexicana Marilú Carrasco y los canadienses Marc Laberge y Heather Whaley, entre otros, a narrar sus experiencias.

Por otro lado, para festejar la elección de la ciudad como la Capital Mundial del Libro, por la UNESCO, se seleccionó el lema  A mí se me hace cuento que empezó Buenos Aires, perteneciente al poema “Fundación Mítica de Buenos Aires”, de Jorge Luis Borges.

La Feria del Libro es el lugar donde las historias dejan el papel para transformarse en sensaciones, a través del timbre de voz de algún cuentacuento. La inscripción continúa abierta, pero cada vez quedan menos cupos. A no perderse esta experiencia.